La Nueva España: non plus ultra

Nun sé cómo entá me puede cabrear d’esta manera la irresponsabilidá de quienes faen un periódicu. Pero, de xemes en cuando, asocede. Güei flipé cola apertura de la web de LNE, periódicu avezáu a faer equilibrios ente la so indisimulada tendencia derechista (dalgo perfectamente llexítimu) y la so indicutible condición de diariu de referencia asturianu que, poro, tien qu’intentar nun ofender cada día a grandes colectivos de llectores.

Los dos titulares tal paez que respuenden a lo que vien afitando nos años últimos la escuela de prensa derechista madrilana, con La Razón como punta de lanza y el grupu de comunicación neo-nacionalcatólicu, Intereconomía, como discípulu aventayao.

Nel primer titular, La Nueva España carga contra los delegaos sindicales dando por cierta una cifra que lluéu, lleendo’l testu, vemos que ye una aproximación d’un cálculu fechu por la Federación Asturiana de Empresarios (Fade). Ello ye, el periódicu asume nel titular un ataque contra’l, de xuru, viciáu sistema de lliberaos sindicales, utilizando pa ello un cálculu polo menos discutible, fechu por una parte implicada nesi sistema que se denuncia. Por supuesto, nun s’esplica porqué se utilicen unes cifres y non otres pa esi cálculu, y muncho menos se diz si realmente esi supuestu gastu se ta dando. Tal paez que de lo que se trata ye d’aparentar que nun existe xustificación pa que los trabayadores tengan un sistema de representación colectiva nes empreses.

Y a mandrecha vemos el toque xenófobu del día.  ‘Cientos de ecuatorianos intentan linchar’ al acusáu de matar a la so pareya sentimental n’Uviéu. Toos sabemos que p’allá pal Ecuador la xente tien costumes xabaces enforma. Son mui de linchar, non como los españoles, que debe ser que énte situaciones como la referida na noticia faen cola pa observar en silenciu el pasu del deteníu. Nuna de les semeyes qu’ilustra la noticia (la que nun ye del presuntu asesín escanciando sidra) apaez lo que paez ser la turba de sudacas anunciada por LNE: decenes de persones nuna acera ente les que destaquen delles que paecen gritar daqué al deteníu. Dalgo qu’asemeya correspuender más colo que cuenta’l resto la prensa asturiana. Debe ser que los redactores del restu de periódicos d’Asturies nun son tan currantes como los de LNE, que de xuru-yos pidieron el carné a los que presenciaron la escena, los contaron, multiplicaron por diez y los imaxinaron linchando al asesín pa lluéu comelu depués de cocelu nuna pota con patatines, yuca y maíz, que ye mui de sudaca.

Como dixérame una vuelta un veteranu de la primer redacción del periódicu: ‘Alcuérdome yo cuando tábemos na cai Asturias y los redactores colgábemos del percheru los cinchos coles pistoles’.

Actualización: Acabante de ver la versión impresa, el titular de los lliberaos sindicales (que abre el periódicu) añade que, “según la patronal”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*