Copyleft, Copyright, Creative Commons… ¿qué ye eso?

Lleo güei en Barrapunto: “Las licencias “sólo para uso no comercial” no son libres, ¡no las uses!“, el desafortunáu titular ye consecuencia del desconocimientu y facilidá cola que determinaes persones usen les pallabres que titulen esti post. Son munchos los “alternaguais”, que quedense namás col impactu de dicir Copyleft ensin parase a mirar realmente el significáu y lo que’l so usu implica. Güei dende la estaya pedagoxica de González y González trataremos d’aclarar un pocu les coses…

Copyleft, Copyright, Creative Commons...

Primero trataré d’esplicar que ye’l Copyright, o derechos d’autor. El Copyright d’una obra establez l’autoría d’esa obra y los derechos de copia, distribución y modificación qu’un autor tien sobre la obra nomada. ¿Qué ye lo que pasa? pues qu’anguaño n’España, y en cuasi tolos paises del planeta, pol simple fechu de crear una obra esta ya tien copyright (esto ye normal) pero amás acútense tolos derechos de la mesma, esto ye que nun puede copiase, distribuyise nin modificase ensin l’autorización del autor.

¿Qué ye’l Copyleft? paez per llóxica que lo contrariu, pero nun ye del too asina… el conceptu de copyleft xurde de la llicencia GNU/GPL diseñada por Richard Stallman para llicenciar el software del proyeutu GNU. Esta llicencia básicamente establez la llibertá d’usu, copia, modificación y distribución pa cualesquier fin (comercial o non), cola condición de que nenguna d’estes llibertaes puea zarrase, l’autor nun pierde el copyright sinon que cede toos estos derechos y afita la condición de mantener la llibertá.

Pa poder entender esta condición del Copyleft, hai qu’entender qué ye’l dominiu públicu. Una obra ta en dominiu públicu cuando nun hai autor reconocíu o esti nun tien derechos sobre la obra, esto puede debese a dellos motivos que pa ser breve nun voi cuntar güei. Cuasi toles obres artístiques son de dominiu públicu, dende les pintures de Tito Bustillo a los primeros discos d’Elvis Presley, pasando per tolos temes de la música tradicional (nun falo de folk) o películes como “Metropolis” del austríacu Fritz Lang, pa les qu’expiró la vixencia del copyright.

Entos… ¿si hai dominiu públicu, pa que usar el Copyleft? …por dos sides:

  1. Porque en paises como España, nengún autor puede renunciar a l’autoria y lliberar obres al dominiu públicu por cuestiones llegales.
  2. Porque cualesquier obra del dominiu públicu, al modificase, xenera derechos d’autor pa quien la modifica y este puede restrinxilos, talo ye’l casu por exemplu de les ediciones remasterizaes en dvd de “Metropolis”.

D’esta mena col Copyleft, evitamos que naide puea usar una obra de forma non ‘colaborativa’.

Pero entos, ¿qué ye eso de Creative Commons?, pues Creative Commons ye una asociación d’abogaos que ficieron unos textos contractuales que faciliten, de forma gratuita, a cualesquier autor que quiera permitir dalgunos usos de les sos obres. Son un conxuntu de llicencies del estilu de GNU/GPL pero con pequeños matices, pa escomencipiar la GNU/GPL ye una llicencia orientada a programes informáticos, mientres qu’estes últimes tan más orientaes a obres artístiques o culturales. Pero la principal diferencia ye que nun ye una llicencia, sinon varies, y ye l’autor el que decide qué llibertaes da o nun da.

Esti tipu de llicencia permite copiar, distribuyir y comunicar públicamente la obra y establez unes condiciones en base a tres parametros básicos:

  1. Reconocencia; esta condición nun ye opcional, toles llicencies obliguen a reconocer al autor de la obra.
  2. Usu comercial; establez si l’autor permite’l usu comercial o non de la obra.
  3. Modificación; establez si l’autor permite la modificación de la obra y opcionalmente obliga a quien modifique la obra a usar una llicencia igual a la orixinal.

Polo visto enantes, hai namás una llicencia de Creative Commons que ye Copyleft, sí una namás, que sería aquella que SI permite l’usu comercial de la obra y nel casu de modificase obliga a la obra derivada a usar la mesma llicencia.

¿El restu de llicencies de Creative Commons nun son llicencies llibres?, si son llicencies llibres nel momentu que dan determinaes llibertaes d’usu, pero nun son Copyleft, pongamos dos exemplos:

  1. González y González usa una llicencia Creative Commons que permite la copia, distribución, comunicación pública y facer obres derivaes, siempres que se reconoza l’autoria, nun heba fines llucrativos y, nel casu de modificase, utilice la mesma llicencia. Pos bien, claramente da delles llibertaes, pero NUN ye Copyleft porque nun permite l’usu comercial.
  2. Otru exemplu seria una llicencia Creative Commons que permita la copia, distribución, comunicación pública y facer obres derivaes, siempre que se reconoza l’autoria. Esta podría decise que ye la “más llibre”, pero tampoco ye Copyleft porque si alguien modifica la obra, esta podria cerrase o camudar les condiciones, sería más cercana’l dominiu públicu que al Copyleft.

Una vez esplicao, qué conclusiones saco, pos bien, hai munchu “talibán” que critica aquello que nun seya Copyleft y entre estos y los “alternaguais” y “gafapastas” que meten el términu Copyleft fasta na sopa, namás porque ye “cool”. Yo por exemplu usé tanto llicencies Copyleft como non Copyleft, anque sí llibres. Por exemplu, fice software con llicencia GNU/GPL porque’l software ye una ferramienta, nun-y doi valor artísticu y si alguien vende’l mio software ye que ta dando-y soporte, cosa que yo nun pueo dar. Pero cuando falamos de creaciones artístiques, falamos de coses más emocionales, y toi seguru que a un músicu, por exemplu, quiciabes nun-y importa que la xente comparta les sos composiciones nes redes p2p, pero sí qu’una discográfica venda la so creación como un productu más, ye cultura non una ferramienta, polo tanto nun pueden tratase igual. Evidentemente esto ye una opinión personal y cada uno ye’l que tien que decidir en qué condiciones distribuye la so obra, pero espero que polo menos dempués de lleer esto sepais estremar llicencies llibres de copyleft, dominiu públicu y copyright.

Un comentariu en “Copyleft, Copyright, Creative Commons… ¿qué ye eso?”

Zarráronse los comentarios.