…y el Peronismu aportó a Asturies.

Dizse que xusto dos años enantes de que naciera en Madrid el asturianu Francisco Álvarez-Cascos, xurdía na Arxentina el ‘Peronismu’. Seis décades depués el peculiar movimientu políticu ta acabante d’aportar a Asturies en forma de ‘Casquismu’.

Como fixera entós Juan Domingo Perón n’Arxentina, Cascos ta poniendo en marcha n’Asturies una alternativa política fecha a la so imaxe personal. Fracasada la vía de liderar el PP asturianu -cola que cuido que nun cuntaba yá d’un entamu, conocedor como ye del furrulamientu internu del so partíu-, púnxose a ello. Fuera yá del corsé peperu, Cascos va empobinar el so propiu proyectu políticu, el so propiu discursu. Cascos siempre quiso ser el Xovellanos del sieglu XXI, y d’esta va. Nun puede esperar más.

Va sesenta años (+ó-), Perón abanderara un discursu nacionalista aburguesón que siguieron darréu les mases obreres, descontentes cola so situación, siempre dispuestes a que mos regalen los oyíos, a aplaudir a quien señale col déu un culpable de la situación y prometa nuevos tiempos. Agora, nun momentu d’indiscutible crisis, el casquismu enarbola la bandera d’Asturies como guía espiritual d’un país somorguiáu nel refalfiu y el desencantu dende va cuarenta años, daqué de lo que son culpables esos del ‘pactu La Zoreda’, esi peculiar tripartitu PSOE-IU-PP que vien xestionando esta provincia d’enchufaos, atechaos y riopedres.

Como Perón, Cascos supo texer una rede d’afinidaes mediátiques y empresariales qu’afiten el so peculiar exércitu de Pancho Villa (el de Cascos): al rodiu d’elli muévese una mestura de rebotaos, resentíos y fartucos d’escasa fondura intelectual/política que ven en Cascos una salida rápida, un desafuegu, un exabruptu democráticu col que castigar a una clase política apoltronada y velenosa. (¡¡Por Dios, que ye Cascos!!).

Lo que vaya pasar d’equí a la formación del nuevu gobiernín del Principedo va ser interesante enforma, y dígolo mui en serio. El casquismu aportó pa quedase una temporada, como pasara col blaverismu o UPN, magar qu’equí nun s’aproveche una reacción de refugu contra un determináu nacionalismu ‘periféricu’ (de fechu, en bona midida bebe d’ello), sinon contra un establishment provincianu ya inmovilista. Quién sabe si, equí, el casquismu acaba teñendo tol espectru políticu asturianu y acabamos fundando l’anarkocasquismu? (Cuido que l’Asturian Weird Foundation ta nello).

Por cierto, por tener, tenemos hasta una posible Evita pal día en que, Dios no lo quiera, falte el padre del casquismu.

¿Que non? XD

………………………………………………………………………………………………..

Y va Iyán (tamién lu topáis nel twitter) y diz que nun-y mola la vinculación casquismu-peronismu, y nos pon d’exemplu la canción montonera. Home chico, tiempu al tiempu, quien te diz au llegará l’anarcocasquismu? Ya lo diz Cascos: tamos énte’l comienzu d’una dómina nueva na historia d’Asturies XD.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*