Con UNA, más que nunca

Aluciflipamos estí día cuando depués d’una fin de selmana de folganza total (lo qu’inclúi ausencia de conexión a internet), atopámosnos cola historia esa de los avales de conceyales del grupu mixto de dellos ayuntamientos vascos a la candidatura d’UNA. Como quiera qu’esos avalistes algamaron el cargu depués de ser escoyíos embaxo les sigles de la illegalizada ANV, ello valió pa qu’un periodista se faga un gran pajote mental con que va ser UNA la ‘llista blanca’ del entorno de Batasuna pa les próximes europees.

3521703574_a21b0cdf8f

De la que t’enteres, la imaxinación cuerre al requexu de la conspiranoia, y yá entames a ver aiciones goches contra una formación política que ta trabayando enforma por presentar a la sociedá asturiana una opción política de la que carez, asturiana, democrática, participativa, d’esquierdes, con unos obxetivos asumíos por una parte relevante de la sociedá, pero que nun atopen entá quien los canalice nel panorama políticu del país.

Y non… nun ye pa tanto. Too ye frutu d’un periodista con munchu oficiu en sacar noticies, y bilordios, de comisaríes y cuarteles, pero que ta mui lloñe de tener idea de lo que ye la política asturiana. Esti sagaz reporter, una de les estrelles de la redaición del diariu madrilán La Razón (editáu pol grupu del catalán Avui), víctima d’un atentáu d’ETA y avezáu plumilla de cabecera de les ‘fuentes antiterroristes’ quixo marcar paquete.

Y equí entama la mio fabulación: cuando toos taben poniendo’l güeyu na llista d’Alfonso Sastre, elli echó mano d’axenda pa preguntar polo que yá fixera l’entornu de Batasuna otres veces, que ye ‘quemar’ la llista más cantosa, pa lluéu espresar el so apoyu a ‘la de tapadillo’. Y la so fonte cuntaría-y que taba perhí una candidatura asturiana, que de 50 avales, venti yeren de ANV… y ya ta armada. ¿Diba esi home a contrastar nada? ¿Diba molestase en llamar a daquién que-y pudiera desplicar que ye eso de la UNA? Non, pa qué. Basta con poner a mitá del testu que a lo meyor nun tienen nada que ver, y asina nun hai querella que llegue a trámite en casu de meter la gamba:

“…Aún es pronto, según las citadas fuentes, para sacar conclusiones definitivas, pero resulta llamativo que destacados elementos del partido ilegalizado hayan prestado «de tapadillo» su aval a esta candidatura, mientras que la atención mediática se centraba en la que encabeza Alfonso Sastre…”.

La prueba de que metió la gamba hasta el fondo ye que la cosa nun tuvo más aquél. Quedóse nuna de les habituales ‘razonadas’ del periódicu derechista. Toi seguru que a los dos grandes diarios asturianos bastó-yos con conocer dalgo de política asturiana, o una simple llamada a Delegación de Gobiernu, pa confirmar que, perhí, diben mal.

20090306200736-1

Sicasí, el periodiquín ruino d’Asturies xubióse al carro d’una manera insólita: desmintiendo lo que diz ‘La Razón’. Ablucante. De xuru que los sos llectores sabíen de lo que se taba falando. ¿Por qué lo fixeron? Pues por miéu a que los demás sí se sumaran al tema, pero fijo. Otra manera, dalgunu vio nel fechu de qu’ilustraben el desmentíu con una semeya d’Ornosa (ex voceru del Conceyu Abiertu pola Oficialidá y númberu trés d’UNA a les próximes eleiciones) como un intentu de machacar al movimientu de reivindicación llingüística, pero apostaría el prepuciu a que foi más cosa de la cortedá del archivu fotográficu del periódicu. ¿A quién diben poner?, ¿al cabeza de llista de les europees? La semeyina del facebook val pa facer gambaes nesti blogue… pero pa reproducir nel periódicu…

Asina qu’equí tenemos dos bultables cagaes periodístiques frutu d’una non menos bultable cagada política. Podría llamar a dalgún collaciu que puea tar enteráu de qué pasara… pero prefiero siguir xugando a periodista de La Razón, y siguir fabulando. Porque ye qu’esta historia tien pinta de tar motivada pola improvisación d’ultima hora. De cómo depués de nun poder sumase a la coalición de la Europa de los Pueblos, punxéronse a buscar los cincuenta avales necesarios.

A lo meyor dalgún tiró d’un collaciu vascu que-y fizo el favor de falar con esos conceyales pa completar el mediu centenar. Y sí, esos conceyales nun son etarres (taríen na cárcel), pero son una carta de presentación impresentable: son incapaces de condenar un atentáu, de condenar la violencia, de condenar l’actividá mafiosa d’una organización que, lloñe de ‘lliberar’ al so país, lo funde en sangre y miéu. ¿Que el so apoyu tendría que ser secretu y que los avales nun tienen por qué responder a coincidencies d’aición política? Sí, pero tamos falando de lo que tamos falando.

Paez que la improvisación y la bisoñez foron de la mano. Y quienes sí siguimos l’actividá d’UNA, conocemos a daquién que ta n’UNA y cómo tan trabayando, sabemos que, como dicía’l voceru Tino Fernández en La Voz de Asturias, cualquier sospecha de prosimidá ente esta formación y esi mundu violentu vascu ye ‘delirante’. Pero pal restu del planeta nun ye asina.

A la fin, esto nun va ser más qu’una anéudota de la historia d’UNA, un mal tragu, un error del que deprender por un partíu que vien demostrando unes convicciones democrátiques que pa sigo quixeren los afiliaos de la FSA, el PP y, últimamente, tamién n’IU. Estes coses faen madurecer y el guañu d’una formación profundamente democrática, pacifista y abierta, capaz de ganar simpatíes, de xugar un papel constructivu na sociedá asturiana, yá ta ehí. Munchu, pero que munchu ánimu a tola xente d’UNA.

Entamen la precampaña

D’equí a unes selmanes, pal 7 de xunu paezme que ye, vamos tener les eleiciones más bobes del calendariu. Eses nes que se trata d’escoyer a les vieyes glories del PSOE y del PP que van vivir un retiru coyonudu a cuenta del Parlamentu Européu. Hailos que ya entamaron güei la precampaña y fainlo escolingando n’internet videos como esti.

N’Asturies la precampaña entamó col vetu del BNG a que la UNA forme parte de la coalición ‘Europa de los pueblos’ pol fechu de ser un partíu asturianu. Como la mera esistencia d’Asturies fai rescamplar lo feble de la historigrafía nacionalista galllega, pues a ḥodese. En fin, too esto ¿sedrá porque Galicia ye un país que hasta que descubrió’l contrabando de farlopa nun esportaba más que fame? ¿O sedrá polo que diz Vicente García Oliva? Al final, nun hai otra: complexu de nuevu ricu. Y pela parte nuestra: una migayina de resentimientu y envidia, por qué negalo.

Actualización Primera: Digo mal cuando digo qu’equí n’Asturies la precampaña empezó colo de la UNA y el BNG. Lo cierto ye qu’entamo bastante enantes, coles discusiones sobre’l retiru o non d’Ovidio Sánchez nel Parlamentu Europeu, y sobre la presencia de socialistes na llista del PSOE. Y sí, bien ceo anunciaron que l’ex rexonalista Masip va repitir poltrona col númberu 17 de la llista socialista. Lluéu, Izquierda Unida anunciónos que l’asturiana Marta Pulgar diba nel númberu trés de la so formación.

Actualización Segunda: Cuenten n’Asturnews qu’Andecha diz que de vetaos nada, qu’ellos son socios d’Europa de los Pueblos y que puede qu’el BNG-yos permita a ellos dir na candidatura. ¿Dalguien puede aclarar too esto? ¿Pue dar el nacionalismu asturianu más pena y dolor? ¿Sedrá qu’empiezo a entender al BNG?

Les sociedaes avancen, anque nun lo paeza

segregation_1938b

Esti rapacín que’n 1938 bebía augua n’una fonte pa negros en Carolina del Norte, lo mesmo ve agora argullosu cómo Estaos Uníos escueye un presidente ‘colored’. Poco antes de que yo naciera, na agonía de Franco, mio ma tuvo que dexar el so puestu de trabayu nuna empresa pública porque se casaba. Yera lo obligao: o solterones, o pa casa. Pasó un tiempín hasta que la llei-y reconociera la so capacidá pa viaxar fuera d’España ensin el permisu paternu o del so home. Agora, sigui lluchando pola oficialidá del asturianu.

Ta visto que, pel momentu, los líderes políticos y d’opinión del país nun tan pola reconocencia de res pal asturianu. Los argumentos de PSOE o PP contra la decisión de dellos conceyos de valorar los conocimientos de llingua nes prebes d’empleu municipal son un mecigayu de miéu ya inorancia. Polo xeneral afítense na supuesta discriminación que diba suponer pa los que nun saben res d’asturianu, que ye’l mesmu razonamientu qu’emplega siempre quien discrimina sistemáticamente dende’l poder. (Ver la ‘Historia de Sudáfrica’ de Faustino Zapico). El más orixinal y gayasperu foi, como ye vezu, Joaquín Aréstegui. El cabezaleru del PP faló de que la midía ‘ruempe la unidá de mercáu’… ¿de qué mercáu?, ¿del européu?, ¿del ibéricu?, ¿del del Fontán? ¿Y la obligación de conocer cómo furrula un procesador de textos d’una determinada marca, d’un determináu sistema operativu? ¿Eso nun ruempe la unidá de mercáu?

El casu ye que esto nun ye’l fin. Ye un pasu más. Ta claro que nun cuerren bonos tiempos pa la lírica. Pero ye que hai muncha crisis y tol mundu tien munchu miéu, porque cuantu más arriba tas, más grande va ser la hostia al cayer. Y hailos que ya gomiten del vértigu que tienen: ¿nun visteis a Areces falando d’ecoloxismu y ampliación de El Musel? pártome.

El PP vascu cai nel borderlainismu

El PP vascu vien d’asoleyar una campaña super dos puntu cero chupi guai (dende que descubrieron feisbuk nun hai quien los aguante) na qu’amuesen cómo PNV y PSE almiten xente que nun fale euskera por mor de cobrar la cuota d’afiliau. Con esti videu, amuesen un puntu borderlain que pensábemos esclusivu de dalgún cabezaleru del PP asturianu, magar qu’apuntaren yá maneres n’esti videu. A poco que se conoza al votante vascu nun se pue más que pensar qu’el videu en cuestion ta mas pensáu pa que La Razón tenga dalgo más qu’espublizar que’l rollu esi de los espíes, que pa ganar votos nes autonómiques vasques.

Memoria histórica

La UPyD de la República

La memoria histórica ye dalgo buenu, dalgo qu’hai que conservar. Magar que tea mui masuñada, na memoria histórica se puen atopar lleiciones interesantes. Como esa que cuenta esti llibru ‘El fascismo en Asturias (1931-1937)’, tesis del caderalgu d’historia de la Universidá de Cantabria, Manuel Suárez Cortina, que fuere asoleyada en 1981 por Silverio Cañada.

Llibru facismu n'asturies

El llibru queda coxu en munchos aspeutos. El propiu autor llamenta la perda de datos del Gobiernu militar nos años más sangrinos de la represión facista. Pero, sicasí, nes sos páxines escuéndense pequeñes ayalgues. Güei toi por conseñar la de la paxina 134 que fala de cómo n’aquellos años de Segunda República, la CEDA, sabedora de que calteniendo firme el so ideariu derechista, nun va ser quien a quita-y adeptos a formaciones más moderaes, decide empobinar la creación d’un muérganu satélite suyo: la Unión de Clases Medias (UNCM).

N’Asturies, la formación tenía por cabezaleros a Gumersindo Riego y Gerardo Requejo, dambos venceyaos a la derecha tradicionalista, pero que s’enfotaron dende la UPyD (perdón, d’aquella UNCM) n’amosase como dalgo distinto. Diz el llibru: “la Unión se presentó como apolítica, republicana y no declaró su confesionalidad”. Y añede: “afirmaba no formar un partido político, sino una agrupación al servicio de ese sector de la sociedad que se encuentra entre dos fuerzas: la proletaria y la burguesa”.

Entá más: el so cabezaleru asturianu, Gerardo Requejo, convidaba a axuntase a la UNCM a quienes compartieren “dos postulados fundamentales: la defenda por todos los medios lícitos de España, arrancándola de manos de verdugos y traficantes profesionales, y la defensa, también enérgica y decidida, de nuestros intereses de clase, vejados y encarnecidos por los de arriba y por los de abajo”.

Siete décades depués, la derecha española recuperó esa estratexa pa tratar d’esgastar a la derecha moderada (agora en baxo les sigles del PSOE). Tres de texer una tupida rede d’opinion (universidaes privaes, medios de comunicación, fundaciones -FAES a la cabeza-), a la gran derecha española de tola vida nun-y queda otra y recurre a la UPyD pa quita-y al rival direutu aquel electoráu al que-y esmolez España, que tarrez de vascos y catalanes, y un poco de los galleguzos, pero que nun votaríen al PP nin de coña porque ellos son d’izquierdes de tola vida.

Y equí los tenemos, puxando por que se retire l’usu del ‘dialeutu’ catalán nos vuelos de Swissair con Cataluña, esmolecíos pol futuru del castellanu magar que seya la tercer o cuarta llingua más falada del mundu, y naguando por una reforma ellectoral que sirva, non ya pa que’l so grupu tenga la  representación que-y correspuende con respeutu al PSOE y al PP, non, sinon pa que nun la tengan los grupos non españolistes. Y llueu… ¿nun-yos va preocupar qu’haya memoria histórica?