La Sony contra’l fíu d’Isolina

Oh Dios mío!!! Enterámonos de que la Sony manda quitar el videu electoral del fíu d’Isolina porque entienden que ye un plaxu del cantar Alejandro de la gran Lady Gaga. Alejandro Fernández, el fíu d’Isolina, ye’l candidatu a alcalde de Tarragona del PP, asina que los de la Sony decidieron mandar un  burofax al PP de Teruel. Si ye que ye pa piratealos hasta dicir basta!!!

Dende González y González, tol nuestru apoyu al más friker candidatu de lo que va de campaña.

Alejandro, peperu travieso, fíu d’Isolina

Esti rapazón tan curiosu que veis equí enriba ye Alejandro Fernández, el fíu de Isolina y Angel, que cuantayá dexaron “la ganadería vacuna en los verdes y hermosos pastos asturianos” pa buscase la vida en Catalunya. Agora, Alejandro quier ser alcalde de Tarragona col PP.

De verdá que tamos énte un de los más bizarros de los candidatos conocíos hasta agora n’España (tuvi dudando si facé-y una entrada na Asturian Weird y too). Ye que el videu que-y ta faciendo famosu lo pide.

YouTube Preview Image

Pero’l friquismu d’Alejandro va acullá d’esa ‘travesura’. Por exemplu, Alejandro diz que ye ‘lliberal’, como tantos, aunque el mesmu reconoz ‘fisures’ na solidez de les sos convicciones: “A algunos les resulta paradójico el hecho de que un defensor a ultranza de la libertad en la enseñanza haya estudiado siempre en la pública” (8-o) diz na so web. Toos sabemos que ser lliberal ye llamar de ‘usté’ al votante que ta flipando col videu en cuestión.

Alejandro tamién tien un claro enfotu contra la inmigración mala. Non la inmigración llegada de los ‘verdes pastos’, non. La inmigración qu’enllena de moros y rumanos los barrios de la buena xente charnega. Asina, esti gran intelectual lliberal diz de les barriaes tarraconenses d’aluvión:

“Nadie compró entonces su piso para que, años después, al lado haya un piso patera con 40 inmigrantes ilegales durmiendo con el sistema de ‘cama caliente’. Nadie compró su piso entonces para ver que en pleno 2011 haya gente que tire la basura por la ventana o que sólo unos pocos vecinos paguen la escalera y se queden sin servicios. Y no hay derecho. (…) La gente de los barrios tampoco tiene porqué aguantar que a escasos metros de sus pisos no se respete la igualdad entre hombres y mujeres y algunos derechos fundamentales. Y tampoco tienen porqué aguantar que algunos que no conviven con esa realidad les llamen racistas”.

Como tol mundu sabe, el sistema de ‘cames calientes’ inventáronlu los moros de cuando vinieron a la Ensidesa. Y nos barrios de Tarragona y toa España, el civismu, el pagu relixosu de cuotes de la comunidá y la igualdá ente homes y muyeres, foi siempre seña d’identidá hasta que llegó toa esta chusma de la patera.

Tien razón Alejandro, nun se-y puede llamar racista por pensar asina. Simplemente, como dicimos na Asturies de verdes pastos de la que colaron Ángel ya Isolina, simplemente ye “tuntu p’alcalde”.

Una última perla: diz Alejandro que nun ye nacionalista. “No soy nacionalista. Me siento tarraconense, catalán y español con orgullo”. XDD

…y el Peronismu aportó a Asturies.

Dizse que xusto dos años enantes de que naciera en Madrid el asturianu Francisco Álvarez-Cascos, xurdía na Arxentina el ‘Peronismu’. Seis décades depués el peculiar movimientu políticu ta acabante d’aportar a Asturies en forma de ‘Casquismu’.

Como fixera entós Juan Domingo Perón n’Arxentina, Cascos ta poniendo en marcha n’Asturies una alternativa política fecha a la so imaxe personal. Fracasada la vía de liderar el PP asturianu -cola que cuido que nun cuntaba yá d’un entamu, conocedor como ye del furrulamientu internu del so partíu-, púnxose a ello. Fuera yá del corsé peperu, Cascos va empobinar el so propiu proyectu políticu, el so propiu discursu. Cascos siempre quiso ser el Xovellanos del sieglu XXI, y d’esta va. Nun puede esperar más.

Va sesenta años (+ó-), Perón abanderara un discursu nacionalista aburguesón que siguieron darréu les mases obreres, descontentes cola so situación, siempre dispuestes a que mos regalen los oyíos, a aplaudir a quien señale col déu un culpable de la situación y prometa nuevos tiempos. Agora, nun momentu d’indiscutible crisis, el casquismu enarbola la bandera d’Asturies como guía espiritual d’un país somorguiáu nel refalfiu y el desencantu dende va cuarenta años, daqué de lo que son culpables esos del ‘pactu La Zoreda’, esi peculiar tripartitu PSOE-IU-PP que vien xestionando esta provincia d’enchufaos, atechaos y riopedres.

Como Perón, Cascos supo texer una rede d’afinidaes mediátiques y empresariales qu’afiten el so peculiar exércitu de Pancho Villa (el de Cascos): al rodiu d’elli muévese una mestura de rebotaos, resentíos y fartucos d’escasa fondura intelectual/política que ven en Cascos una salida rápida, un desafuegu, un exabruptu democráticu col que castigar a una clase política apoltronada y velenosa. (¡¡Por Dios, que ye Cascos!!).

Lo que vaya pasar d’equí a la formación del nuevu gobiernín del Principedo va ser interesante enforma, y dígolo mui en serio. El casquismu aportó pa quedase una temporada, como pasara col blaverismu o UPN, magar qu’equí nun s’aproveche una reacción de refugu contra un determináu nacionalismu ‘periféricu’ (de fechu, en bona midida bebe d’ello), sinon contra un establishment provincianu ya inmovilista. Quién sabe si, equí, el casquismu acaba teñendo tol espectru políticu asturianu y acabamos fundando l’anarkocasquismu? (Cuido que l’Asturian Weird Foundation ta nello).

Por cierto, por tener, tenemos hasta una posible Evita pal día en que, Dios no lo quiera, falte el padre del casquismu.

¿Que non? XD

………………………………………………………………………………………………..

Y va Iyán (tamién lu topáis nel twitter) y diz que nun-y mola la vinculación casquismu-peronismu, y nos pon d’exemplu la canción montonera. Home chico, tiempu al tiempu, quien te diz au llegará l’anarcocasquismu? Ya lo diz Cascos: tamos énte’l comienzu d’una dómina nueva na historia d’Asturies XD.

YouTube Preview Image

Cascos gasta bufanda oversize

La comedia esta de Cascos ta a piques d’acabar con pinta de ser un fracasu de crítica y públicu. Les imáxenes de l’aparición última d’esti paisanu en Siero dan cuenta del patetismu nel que ta enllamargáu el PP asturianu. San Cascos, el so gran salvador, aquel que nos 90 se cargó la posibilidá de facer del PP un partíu sólidu n’Asturies, ya nun ta pa baños de mases. Ye más una especie de friqui con traces al que namás-y siguen peperos rebotaos y periodistes. Lo más consistente que se puede sacar de su visita absurda a Siero ye que gusten-y les bufandes ‘oversize’, que nun sé si ye otra d’eses tendencies piḥes, como peinase p’atrás con gomina o siguir l’actualidá del pádel nacional n’Intereconomía, pero ye igual d’absurda. ¿Pa qué se pon una bufanda que-y escolinga hasta la entrepierna?

Esta semeya, del foteru d’El Comercio, Pablo Nosti y publicada nesta galería, ye la preba de lo que digo.  Cascos ya nun tá pa axuntar a cientos de correlixionarios. Cascos asusta a les paisanes que tienen que facer maniobres arriesgaes col carru la compra y salise del pasu cebra pa nun topase pela cai con elli, que tal paez un Luis Aguilé d’hibiernu.

El casu ye que esta historia ya fiede. Qu’esti papelón del PP (el de los ya de por sí desprestixaos medios de comunicación asturianos, ye otra), ye’l reflexu del trunfu social del PSOE. Guste o non, n’Asturies tenemos un partíu únicu, que llega a tolos requexos de la sociedá asturiana, a toos, dende la indixencia a los Masaveu, y que consiguió controlar a distancia a un PP cuya dirección, como si de Belén Esteban se tratare, mata por siguir apigazando nos escaños y calteniendo la so posición privilexada y atopadiza. Por eso a Cascos namás-y queden los rebotaos, los friquis que nagüen por un PP asambleariu nel que s’acepte lo que dicen les bases (y creen en Cascos, ya, son asina de necios, prubinos). El casu ye que cuidadín con Juan Morales.

Iconografía casquista

Esti asuntu del Cascos (cómo-y presta revolver a esti home) abúltame mui entreteníu. Quien vaya ser el próximu presidente del Principedo ye dalgo que me la refanfinfla enforma a estes altures. L’asuntu políticu ye lo de menos, porque confío nel bon xacíu de los míos p’axuntase y convertise na verdadera alternativa política del país d’equí a unos meses. Lo que de verdá presta del asuntu Cascos ye la iconografía que vien desendolcando esi movimientu que puxa pol líder.

Toes ese romeríes que faen perende a mayor gloria del santu Cascos son, a la vista de lo espublizao nos diarios, toa una amuesa de lo que ye la derecha asturiana de tola vida, n’estáu puro. De xuru que nun soi l’unicu al que-y flipa la pancarta esta de la romería de Xixón. “Gijón con Cascos” ye un eslogan tan salchicheru, paternalista y cutre que a cualquier asturianu-y paecerá atopadizu, caldiu, entrañable.

Na semeya sirvida pola axencia Efe malapenes s’aldovina la galería personaxes que participen na misa pol santu. Xente de les bases qu’aprendieron a ponese detrál del orador pa la semeya, como nes mises preconciliares, pero a los que-yos falta la dirección de los caros gabinetes d’imaxe y diseñu gráficu que comanden la escenografía pública de too actu de los grandes partíos políticos.

Imaxe y non conteníos. Eso ye lo que fai que la xente vote, lo que fai que’l pueblu asturianu se movilice y cuerra a Valencia de don Juan a afalagar al mesías de la derecha asturiana (echa-y un güeyu a la galería de Nacho Orejas en LNE).

La verdá ye que, procesiones del santu como la de la foto d’enriba, son Asturies pura, la mesma Asturies que va unos años enllenaba el pabellón de deportes d’Uviéu a la gueta d’un líder, d’una personalidá fuerte que-yos empobinara pel camín de la xente ‘de orden’.