Y el cosmos conspiró por nós

Llegó’l día en qu’esti minúsculu universu nel multiversu divín de Raticulín, diz ‘so’. Pararáse’l mundu tal y como lo conocemos p’asistir cola bocona bien abierta y les rodíes cincaes nel formigón a l’apertura del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer.

Tamos énte la gran obra, la robla d’una traxectoria espiritual empobinada con inspiración celestial por un Gobiernu que supo tener presente a los sos súbditos; esos qu’esta nueche asistirán al aquelarre místicu de Woody Allen y The New Orleans Jazz Band. Namás dende l’altor del cielu qu’abelluga’l Centru Niemeyer saben si será azar o conxuru lo que faiga a la masa decidise pol suicidiu colectivu o l’afalagu unánime a les maquinaciones inmaculaes de Natalio Grueso, el mesías de l’alta cultura encargáu nesti tiempu de recoyer lo más guapu de les margarites coles que nutrir a la corripa .

Sicasí, hailos qu’entá nun foron capaces d’acolumbrar la divinidá de la conspiración que vien de llantar n’Avilés esta catedral de la sabidurida, esti presente de los seres supremos al vulgu que nagua por sintise próximu a esa forma nueva d’espíritu santu que ye’l reconocimientu colectivu, la fama como valor divín, acullá del valir intelectual o artísticu.

Hailos que siguen pensando que les caxigalines, los detalles mundanos como’l costu, los presupuestos o los criterios de programación, son motivu d’alderique públicu. Entá nun fueron a ver que tamos énte una obra trescendental, ayena a la xestión mundana, que ta un nivel por riba de la intelixencia media y los usos humanos. Énte’l Centru Niemeyer, nun hai alternativa posible: o te sumes a l’adoración colectiva, o nun yes. El cosmos ye incontestable.

Y menos mal que nun se viera entá xente a la que nun-y gusta razonadamente esi edificiu calcáu a los que la factoría Niemeyer vien construyendo dende va tres décades. Nin persones que nun sean a ver l’aciertu ‘cultural’ d’una inversión puramente propagandística. Porque tocagüevos, resentíos y conspiranoicos, hailos en toles catacumbes, queríos hermanos.

Tini celebra

Tini celebra la Preinaguración del Niemeyer con un pinchín

Güei na TPA pudo vese la “preinauguración” (nun t’acabáu, pero la propaganda nun ye a parar) del Niemeyer Center d’Avilés, nun confundilu col Centru d’Arte Contemporáneu de les Azores. Y digo na TPA porque esi actu nel que presenten un edificiu y un entornu abiertu al pueblu, pero que de mano taba güei arrodiáu por llecheres de la Policia Nacional y con una grapona d’accesu vixilada por policíes fai poco más d’una hora (nun se si dormirán ellí), tal paez la plaza de Tian’anmen cuando la zarren depués de la baxada bandera… inda m’entrugo si les rexes y puertes que tan poniendo al rodiu del “entornu pal pueblu” que diseñó Niemeyer son pa que’l pueblu entrene cola escalada o pa nun perder la tradición d’ENSIDESA de marcar territoriu.

El caso ye qu’esi actu abiertu al pueblu namás que pola tele del rexime, valió-y al Presidente pa tar más d’una hora d’autofelación verbal diciendo lo guapu y bien que facemos les coses la xente de la F$A… un bon funeral pal Presidente saliente y una bona forma de llanzar la campaña electoral pal P$O€…

Pinchó’l Niemeyer

El llunes vimos (y ayer nes portaes de los periódicos) el gran notición que yera inflar un condón que va facer de cúpula del famosu Centru Niemeyer, perdón, Niemeyer Center, na TPA ficieron conexones en direuto y too.

Personalmente el futuru centru avilesín de nun se sabe qué, recuérdame a esi proyeutu de Springfield pa facer un centru cultural (de nun se sabía qué) y que acabó regalandosé a Montgomery Mittal, mecá perdonai… Montgomery Burns, pa que ficiera una prisión…

En La Nueva España hai una galería de semeyes onde amuesen l’aspeutu que presentaba la carpa’l circu… pero l’empalme paez que pasó y güei el aspeutu yera bien distinto…

Pinchazu del Niemeyer Center

Y ye que paez que’l globu nun s’escapó… pero pinchó, menos mal que tando na Ría queda mui cerca de delles empreses que se dediquen al recauchutáu, y a una mala si ficiera falta yo tengo una caxina de parches que llevo na bici por si pincho, y toi dispuestu a donar un parche…