Tiempu d’encuestes

A naide se-y escapa ya que les encuestes electorales hailes de dos tipos. Unu ye’l de la encuesta interna, ferramienta que sirve pal analís estratéxicu de cada partíu nos tiempos previos a la cita electoral. Eses encuestes nun se suelen asoleyar nun siendo qu’ello beneficie a quien la encargó, y si se publiquen, pasen a formar parte del segundu tipu d’encuestes: les propagandístiques.

N’esti puntu falamos d’encuestes empobinaes nun determináu sen. Preséntense como ferramientes informatives, pa conocer la orientación política, pero siempre pasen pela famosa ‘cocina’ na que los resultaos cuecen, mengüen o xuben como por gracia de llevadurina acordies con una determinada orientación política interesada.

Mesmo que nun hai un mediu de comunicación asépticu, nun hai portada d’Interviú ensin fotoxó, nin carretera ensin barru; tampoco nun hai encuesta que nun tea retocada.

No tocante a les elecciones del 22 de mayu asoleyáronse entá poques encuestes, y toes amuesen aspeutos qu’amenorguen la so credibilidá. Les dos primeres (que recordemos), foron espublizaes en pleno boom casquista polos diarios El Comercio y el madrilán El Mundo. Dambos dáben-y al ex ministro casquista una abultada victoria, magar que diferíen enforma nel volume d’apoyos recibíos por PP y PSOE. Nel casu del diariu xixonés, la encuesta fecha por Asturbarómetro, los socialistes alcanzaben un 21,4% y un 18% los populares. La encuesta de Sigma Dos pa El Mundo dába-y un 27,3% al PSOE y un 22,5% al PP. Dambes encuestes basábanse en datos recoyíos a ente 450 y 500 encuestaos de toa Asturies, nun momentu nel que la expectación polos movimientos d’Alvarez Cascos yera máxima.

Nenguna de les dos encuestes destacó entós pola so apariencia de fiabilidá, habida cuenta de les circunstancies en que se fixeren, y el fechu de que un vuelcu tan acusáu paez, de toes toes, improbable nun electoráu tan conservador col so votu como l’asturianu. Dicíalo esti día Inaciu Iglesias na edición en papel del selmanariu Les Noticies, y nun hai más que ver los resultaos electorales pasaos pa ver que ye verdá, qu’un vuelcu nos resultaos ye tarea mui improbable… pel momentu.

Y agora apaez una nueva encuesta, que se presenta como del primer tipu (interna de Bloque por Asturies-UNA), pero que s’espubliza tolo al altu la lleva que se puede por mor de que vendría a confirmar lo que paez que ya apuntaben encuestes internes d’otros partíos: que Bloque-UNA llogren superar esi 3% de votos que-y da entrada a la Xunta Xeneral.

Hai puntos nos que la encuesta abúltanos con un puntu más de credibilidá que les otres dos. D’una banda, que se base nuna cifra muncho más presentable d’entrevistes (mil llamaes telefóniques), d’otra, que tea llendada a la circunscripción central (les otres dos encuestes tomen Asturies como una única circunscripción). Los resultaos, amás, paecen más acordes col mentáu ‘conservadurismu’ del votante asturianu: una baxada relativamente importante de los apoyos del PSOE (de 15 a 14 escaños, anque la perda en porcentaxe ye mayor), una caída entá más fuerte del PP (de 15 a 9 escaños) y la irrupción del fenómeno Cascos con nada menos que casi un 20% de los votos, lo que-y permite algamar 6 escaños. Un resultáu realmente espectacular. Tres d’ellos, IU caltién el tipu xunto a Los Verdes y llogra 4 escaños, y Bloque-UNA consigue un diputáu, escañu qu’ocuparía Rafa Palacios.

Lo que más choca d’esta encuesta, de fechu, son los datos relativos al grau de conocimientu de los candidatos. Paez raro que los insípidos Javier Fernández e Isabel Pérez Espinosa sean más conocíos  que Álvarez Cascos (aunque sea por un porcentaxe de diferencia mínimu), y dicir que más del 70% de los votantes de la circunscripción central conocen a un tal Ignacio Prendes d’UPyD, da que pensar. ¿Esplicaciones? Los procedimientos siguíos na famosa ‘cocina’ de los datos sobre conocencia de candidatos, podrían tener muncho que ver. Y tamién la entruga que se-y fai al encuestáu. Nun ye lo mesmo preguntar ‘¿Conoz vusté a Isabel Pérez Espinosa?’ que ‘¿Conoz al candidatu d’Ideas?’.

Sicasí, equí quedamos coles ganes de saber más, de conocer más detalles d’una encuesta qu’abulta ser la más fiable de les conocíes hasta la fecha públicamente. Porque, polo que mos llega, los sondeos d’usu ‘internu’ que manexen en dellos partíos dan resultaos mui asemeyaos a lo que nella se reflexa… Quizás, tal vez, a lo meyor, ello esplica la discreta acoyida mediática de la encuesta.

…y el Peronismu aportó a Asturies.

Dizse que xusto dos años enantes de que naciera en Madrid el asturianu Francisco Álvarez-Cascos, xurdía na Arxentina el ‘Peronismu’. Seis décades depués el peculiar movimientu políticu ta acabante d’aportar a Asturies en forma de ‘Casquismu’.

Como fixera entós Juan Domingo Perón n’Arxentina, Cascos ta poniendo en marcha n’Asturies una alternativa política fecha a la so imaxe personal. Fracasada la vía de liderar el PP asturianu -cola que cuido que nun cuntaba yá d’un entamu, conocedor como ye del furrulamientu internu del so partíu-, púnxose a ello. Fuera yá del corsé peperu, Cascos va empobinar el so propiu proyectu políticu, el so propiu discursu. Cascos siempre quiso ser el Xovellanos del sieglu XXI, y d’esta va. Nun puede esperar más.

Va sesenta años (+ó-), Perón abanderara un discursu nacionalista aburguesón que siguieron darréu les mases obreres, descontentes cola so situación, siempre dispuestes a que mos regalen los oyíos, a aplaudir a quien señale col déu un culpable de la situación y prometa nuevos tiempos. Agora, nun momentu d’indiscutible crisis, el casquismu enarbola la bandera d’Asturies como guía espiritual d’un país somorguiáu nel refalfiu y el desencantu dende va cuarenta años, daqué de lo que son culpables esos del ‘pactu La Zoreda’, esi peculiar tripartitu PSOE-IU-PP que vien xestionando esta provincia d’enchufaos, atechaos y riopedres.

Como Perón, Cascos supo texer una rede d’afinidaes mediátiques y empresariales qu’afiten el so peculiar exércitu de Pancho Villa (el de Cascos): al rodiu d’elli muévese una mestura de rebotaos, resentíos y fartucos d’escasa fondura intelectual/política que ven en Cascos una salida rápida, un desafuegu, un exabruptu democráticu col que castigar a una clase política apoltronada y velenosa. (¡¡Por Dios, que ye Cascos!!).

Lo que vaya pasar d’equí a la formación del nuevu gobiernín del Principedo va ser interesante enforma, y dígolo mui en serio. El casquismu aportó pa quedase una temporada, como pasara col blaverismu o UPN, magar qu’equí nun s’aproveche una reacción de refugu contra un determináu nacionalismu ‘periféricu’ (de fechu, en bona midida bebe d’ello), sinon contra un establishment provincianu ya inmovilista. Quién sabe si, equí, el casquismu acaba teñendo tol espectru políticu asturianu y acabamos fundando l’anarkocasquismu? (Cuido que l’Asturian Weird Foundation ta nello).

Por cierto, por tener, tenemos hasta una posible Evita pal día en que, Dios no lo quiera, falte el padre del casquismu.

¿Que non? XD

………………………………………………………………………………………………..

Y va Iyán (tamién lu topáis nel twitter) y diz que nun-y mola la vinculación casquismu-peronismu, y nos pon d’exemplu la canción montonera. Home chico, tiempu al tiempu, quien te diz au llegará l’anarcocasquismu? Ya lo diz Cascos: tamos énte’l comienzu d’una dómina nueva na historia d’Asturies XD.

YouTube Preview Image

¿Pero quién-y pon al PP la pierna encima?

El PP escoyó como candidata a la presidencia del Principáu, Cascos mediante, a una conceyala uvieína que se llama Isabel Pérez Espinosa, aunque Rajoy piense que ye Fernández Espinosa, o dalgo pol estilu. El casu ye que esta probe, que de xuru nunca la vio tan gorda, va y pon yá la cara a los cartelos pre-electorales del PP, nos que se ve un eslogan que tal paez que lo fizo un cabezaleru de Foro Asturias.

¿Qué coyones ye ‘Puedes confiar’? Paez evidente que ye la ‘creación’ d’un becariu de Primero de ‘Nunpiensesnunelefanteoloxía‘. Axunta ‘puedes’, de poder, de yes we can, de podemos (pártome polo baḥinis), con ‘confiar’, de seguridá, confianza, de calor familiar, de fiabilidá… Pero el resultáu ye de desastre. ‘Puedes’ nun ye lo mesmo que ‘podemos’, ‘puedes’ suxer esfuerzu individual, como cuando tas estreñíu… pero el casu ye que si además, cuando axuntes  dos palabres nun tas sumando conceptos, sinon que tenemos un conceptu nuevu. ¿Quien te diz ‘puedes confiar’? Pues un yonki cuando ta dándote la chapa enantes de date’l palu, un corruptor de menores (fíate de mi guapín, mira que piruleta tengo…). Más qu’inspirar confianza, inspira lo contrariu. ¿pa qué me diz que me pueo fiar d’ella, ‘cola que ta cayendo’? Excusatio non petita ¿non? ¿O ye que tien miéu a que l’asuntu Riopedre salpique la so credibilidá?

En fin, coses de la precampaña. Lo que sé que querríemos dende equí ye felicitar a ‘Fueya en blanco‘ y al ‘Conceyu Nacional de Liriu‘ pola so victoria na nueva edición del premiu al Meyor Blogue (gracies otra vuelta a Trayasgaya y compañía por caltener l’espíritu de comunidá na blogosfera n’ast). Como ya tuiteáramos esti día, nel nuestru casu el méritu del diseñu ye mayormente de Julien de Luca, autor de la plantiya pa WordPress na que se basa esti blogue, y tamién de Jim Henson y del equipu téunicu de grafismu de la Public Broadcasting Service (PBS) de los Estaos Xuníos d’América, autores de monstruu de dos cabeces y del logo de Barriu Sésamo nel que basamos el nuestru. De xuru que se nos olvida más xente, pero de verdá, y ya en serio, que gracies.