Rodiles en peligru

Rodiles nun se draga

Nun sé si sentirieis daqué del tema, pero merez la pena. Resulta que con esti afán que-yos dio a los gobierninos costeros polos puertos deportivos ¿deportivos?, nun va quedar veleru que nun tenga au amarrar a menos de tres milles de costa. Esta febre veleril ta algamando casique un puntu patolóxicu, autorizando obres que nun soi quien a entender. La última ye la de facer cais pa quinientos veleros en Villaviciosa, y pa que entren seliquino a amarrar los de los veleritos, van tener que dragar la barra Rodiles. D’esta manera, acábase cola ola que molestala navegación adulces de los del puertu ¿deportivo? y s’acabó. ¿Qué problema hai? varios. D’una parte, el ambiental. La ola ta ehí por que ta, y puntu. El cambeu de les corrientes de la mar nun ye inocuo, afeuta a la costa y al ecosistema. Pero nesti casu, amás, da la casualidá que la ola que tanta zuna-ys da a los deportistes del puertu ye una de les meyores d’Asturies pa surfear. Y cuido, porque ente los mios amigos cuento a dellos surferos, que esi, polo menos, ye un deporte.
Problemes similares, tamién pola mor de puertos ¿deportivos? diéronse yá n’otres zones del Cantábricu. Y con resultaos llamentables. Equí yá tenemos la que van armar en Xivares col Muselón y l’ampliación de la cementera d’Aboño. Munchu POLA, munchu Paraísu Natural, pero’l caso ye qu’equí caún fai lo que-y peta al que tien más perres.

Encamiento a quien llea esto que eche un gabitu a la iniciativa de la Federación Asturiana de Surf, firmando nel so escritu de protesta.