Ética periodística 2 (Tini maqueta periódicos)

Recuperamos equí una serie entamada tres de l’anterior manifa pola oficialidá, y na que facíemos un analís de cómo la prensa asturiana abordaba l’acontecimientu. Nesta ocasión, les conclusiones nun son, nin de cerca, positives pal periodismu asturianu, qu’amuesa en dellos casos un grau de servilismu hacia la FSA como nunca se viera.

La Nueva España

Por entamar pol diariu ‘lider’ (esto ye, el que más periódicos vende), pudiéramos dicir que una manifestación convocada pola mayor plataforma cívica d’Asturies, la que más manifestantes congregó en tol añu, y que se vien repitiendo como la mayor reivindicación social d’Asturies de los trenta años últimos, nun merez sitiu na so portada, nin na portada dixital, nin na de papel. Cierto ye qu’esti día, Asturies taba tremada de noticies. Asina, el periódicu abre cola opinión del presidente de la Federación Asturiana de Empresarios sobre l’allugamientu de la fábrica d’armes de Trubia, o el desenvolvimientu d’un residencial uvieín, o llamentando la falta de ñeve nes estaciones d’esquí. (Nun ye coña, son los titulares principales pa’l diariu). D’esta manera, nun hai llamada nenguna a la información sobre la manifa, que nun s’atopa hasta la páxina 49 (tercera de la seición de Cultura y Espectáculos). Una crónica, correuta y descriptiva, na que se señalen aspeutos como la presencia d’una pancarta del PP y de cabezaleros d’esti partíu por primer vez nesta convocatoria añal.

El Comercio

El diariu xixonés foi l’unicu de la prensa asturiana qu’inxertó na so portada una llamada a la crónica de la manifestación. Eso sí, en forma de sotítulo de lo que, pa esti diariu, ye la noticia: unes declaraciones del capo de la FSA, Javier Fernández, echando pela oficialidá y vinculando la so demanda a conceutos tan suxerentes como “intolerancia” o “exclusión”. Asina, si siguimos esa llamada llegamos a la páxina 34 de la seición Política. Ellí, l’inquietu periodista fai una ¿información? na que se recopilen delles declaraciones del mandamás socialista (unes del mesmu día de la manifa, otres de va selmanes) nes que se constrúi el siloxismu siguiente: “La reivindicación llingüística ye glorificar la llingua, ello ye sobrevalorar lo propio, que lleva a la intolerancia. El nacionalismu ye intolerante, polo que namái busquen que nel so territorio sólo vivan los suyos. La demanda de la oficialidá namái escuende l’intentu d’imponer el nacionalismu n’Asturies”. Ergo… los que nos manifestamos el sábadu n’Uviéu, en realidá tamos pidiendo el destierru (o daqué peor) de tol que nun tea na manifestación. La crónica de la manifa, n’esti diariu, apaez como un complementu ilustrativu de la rellumante filosofía d’esti home d’eterna americana con vaqueros y reconocíos vezos democráticos.

La Voz de Asturias

Esti periódicu optó güei por amosase como un perfeutu exemplu de propaganda. La so portada recordaba aquellos tiempos nos que les noticies subnormales o internacionales llenaben espaciu pa nun falar de lo que pasaba en casa. A cincu columnes, el titularón ye’l que vien darréu: “Los padres de colegios públicos piden uniforme”. Nun ye broma. La semeya del día, a cuatru columnes, ye la de dos mozos con tables de ‘snow’ en Payares, col titulín: “La nieve llega fiel a la cita”.

La información sobre la manifestación nun se fai notar hasta la páxina 65, la tercera de la seición de ‘Cultura y espectáculos’, tres de dos páxines sobre’l festival de cine de Xixón y un reportaxe a toa páxina sobre una biografía nueva del gran Tino Casal. La crónica de la mani entitúlase ‘Los asturianistas anuncian una ofensiva por la oficialidad’. Puede pasar, pero… ¿daveres foi esa la noticia? O ye que mola más asociar esa reivindicación a términos negativos como ‘ofensiva’, propia de bastasunos quema caxeros?

Avui

El diariu catalán sorprendió al incluir la crónica de la mani servida pola axencia Europa Press na portada de la so edición electrónica. Dafechu foi una de les noticies más comentaes nesti periódicu.

(Igua: De fecho, la noticia apaez el llunes como ‘L’artículu más lleíu d’ayeri’).

TPA

Nun sé si nos informativos dixeron daqué nin cómo lo dixeron. Sólo sé que nel so portal n’internet, nun apaez mención a la manifa, nenguna. Eso sí, nos informen estupendamente de qu’Asturies foi la segunda comunidá na que más medró la oferta hotelera ¡¡dende 2000!!

Teleasturias

Tampoco nun vi los informativos d’esta canal ‘illegalizada’ pol Gobiernu autonómicu y que ya namái emite per cable o internet, pero la mani foi el titular de portada tol domingu.

Conclusiones.

Ta perclaro que nun paga la pena esmolecese. Tamos nuna sociedá na que cuantayá que los diarios nun piensen nos enfotos y intereses informativos del so llector (debe ser que les decenes de miles d’asturianos que de forma activa desiximos la oficialidá nun lleemos periódicos), sinon que trabayan pa la inmediatez de la cuenta de resultaos, y ello depende del dineru públicu (tamién de los que desiximos la oficialidá) que yos apurre el Gobiernu de Álvarez Areces.

D’otra manera. Dalgo falla. La FSA tien munchu mieu a qu’esti movimientu puea amenorgar les sos cotes de poder (nun lo digo yo, lo diz güei en El Comercio el so cabezaleru), y por eso tien una estratexa clara, bien articulada y contundente. Tien un mensaxe fuerte y direutu a les vidayes: ‘oficialidá ye imposición’ (Hostia no, imposición… yo nun quiero que m’impongan nada). ‘oficialidá ye nacionalismo’ (Hostia no, nacionalismu… eso ye lo de la ETA y lo del Carod Rovira esi, cagunmimantu…). Por contra, el mensaxe del CAO ye débil, nun tien medios, y, poro, el so mensaxe requier de continues desplicaciones. Fain falta propagandistes capaces de contrarrestar el mensaxe de la imposición, con consignes comparables, y con estratexes de marketing afayadices. Ensin eso… muncho nos va costar.

Por cierto, les marches a pie dende Xixón, Trubia, Avilés, La Felguera y Mieres, quedaron pa práu.

Banca halal, banca moral

Esti día, en La Vanguardia, falaron del ésitu que ta algamando la banca halal o banca islámica en Marruecos. Unos meses atrás, en El Economista, falaben de la posibilidá de qu’abriera n’España el primer bancu d’esti tipu, al estilu del que, dende 2004, ta abiertu en Londres, el Islamic Bank of Britain.

IBBAl contrariu del mou en que la Banca Vaticana marafundia perres en la Bolsa, o del opusín Banco Popular, la banca halal se presenta como una banca moral. Nella, el cliente nun ye talo, sinon que ye un ‘sociu’. Ún de les máximes que mueven la banca islámica ye la fatua qu’empobinara un conseyu islámicu va unos años na que consideren pecáu el cobru d’intereses, por cuanto pal Islam, el dineru per sé nun pue tener valor dalgún, nin puede xenerar más dineru. El dineru namái se pue emplegar pa producir, pa xenerar dalgo valoratible.

Nel reportax de La Vanguardia, desplicaben el funcionamientu d’esta banca con un exemplu: un grupu de mozos que cada mes ponen una cantidá de perres, de mou que cada ún d’ellos van poder disponer nún de los meses que dura la asociación de tol dineru y poder facer asina la compra que deseen. Ye como comprar a plazos, pero ensin intereses.

La banca funcionaría igual. Cada mes pones perres pero nun pagues intereses, porque’l bancu sedría sociu desa componenda y los gastos d’alministración sedríen compartidos.

Cuenta La Vanguardia que la banca islámica presenta trés variantes: la iyara, que te permite entrar nun pisu de renta con opción a comprar nun plazu prefixáu; la mucharaka, la ya mencionada fórmula de creitu na que se comparten beneficios y gastos ente banca y veceru/sociu; y la murabaha, na qu’el veceru pidi-y al bancu que-y merque un pisu pa que-y lu revenda al preciu de compra más un beneficiu pactáu (casi que lo mesmu que la banca tradicional, anque vistíu d’otra manera).

De xuru qu’ayalgueru, que ta más metíu nestes coses ;), podría desplicar meyor el tema. Paez que yá hai dubies al rodiu de les garantíes qu’ufre esti sistema: que si quién garantiza too lo ‘jalal’ que ye’l bancu, que si a la fin nun hai diferencia cola banca tradicional… nun sé. De mano, nun paez un mal sistema, y sí paez ‘moral’, más nestos tiempos que cuerren, con tol mundu alloriáu col Euribor.

L’amestáu de les amériques

Spanglish Times

Llámame muncho l’atención el fenómenu del spanglish, esi amestáu d’español y inglés que desenvolvieron los latinos y fíos d’inmigrantes hispanos nos Estaos Uníos. Ye un fenómenu que dalgunos, como la filóloga asturiana de la Universidá de Nueva York y escritora, Paquita Suárez Coalla, consideren mui asemeyáu al del amestáu d’español y asturianu, esi tan de nueso. A la fin, trátase del ‘amiestu’ más o menos sistemáticu de les dos llingües na fala d’asturfalantes (o castellanohablantes) o de los sos fíos, col español (o el inglés).

Sigui lleendo L’amestáu de les amériques

Asina val?

Val asina?

Porque, d’otra manera, tamos falando que ye por ‘soez, zafia, de mal gustu’ polo que foi censurada y mandáronla retirar de los quioscos. Y si foi por eso… ¿cómo ye qu’entá dexen publicar esos reportaxes de viviendes de ricos y famosos nel Hola? ¿Y cómo ye que dexen publicar semeyes de los reis nel ‘Bribón’? ¿Y cómo ye que Marichalar nun ta presu?

Nun sé, nun sé. Toi confundíu.