La política ta nos comentarios de les webs de los periódicos

Cómo mola l’usu de les nueves tecnoloxíes, que molen cantidubi persé. Nun hai partíu que se precie, nin grande nin pequeñin, que nun tenga una pila cuentes en toles redes sociales, perfiles más falsos que la falsa monea de los sos cabezaleros. Toos paecen convencíos de que si quieres facer dalgo nes próximes elecciones van tener que dexase la vida tecleando nel ordenador. Hailos que paez que tan porque tienen que tar, y otros son de verdá xente activa na so vida dixital más allá de la precampaña.

Pero hailos que se tan destacando como los pesaos más pelmas y plastas de tol internet. Tan convencíos de que nun-yos queda otra pa facer llegar el so mensaxe que aburrir al personal colos sos comentarios nes noticies de les webs de los periódicos. Esta estratexa tan sagaz ye dalgo qu’utilicen tolos partíos, dende los grandes a los pequeños, pero los chicos del ‘magenta’ son los que se lleven la palma. Tengo visto noticies con más de mediu centenar de comentarios que la mitá taben fechos pol mesmu fanboy de Rosa Díez respondiendo a los que-y poníen de chupa de dómine.

Será que gracies a ello, y como diz ‘Güelito Pombo’, el simpáticu escritor de la Asturies de Santillana, U-PE-Y-DÉ!!! ya ta na wikipedia y  hasta “nel wikiliks” (gloriosu videu d’APM? vía Viti).

YouTube Preview Image

 

 

La Nueva España: non plus ultra

Nun sé cómo entá me puede cabrear d’esta manera la irresponsabilidá de quienes faen un periódicu. Pero, de xemes en cuando, asocede. Güei flipé cola apertura de la web de LNE, periódicu avezáu a faer equilibrios ente la so indisimulada tendencia derechista (dalgo perfectamente llexítimu) y la so indicutible condición de diariu de referencia asturianu que, poro, tien qu’intentar nun ofender cada día a grandes colectivos de llectores.

Los dos titulares tal paez que respuenden a lo que vien afitando nos años últimos la escuela de prensa derechista madrilana, con La Razón como punta de lanza y el grupu de comunicación neo-nacionalcatólicu, Intereconomía, como discípulu aventayao.

Nel primer titular, La Nueva España carga contra los delegaos sindicales dando por cierta una cifra que lluéu, lleendo’l testu, vemos que ye una aproximación d’un cálculu fechu por la Federación Asturiana de Empresarios (Fade). Ello ye, el periódicu asume nel titular un ataque contra’l, de xuru, viciáu sistema de lliberaos sindicales, utilizando pa ello un cálculu polo menos discutible, fechu por una parte implicada nesi sistema que se denuncia. Por supuesto, nun s’esplica porqué se utilicen unes cifres y non otres pa esi cálculu, y muncho menos se diz si realmente esi supuestu gastu se ta dando. Tal paez que de lo que se trata ye d’aparentar que nun existe xustificación pa que los trabayadores tengan un sistema de representación colectiva nes empreses.

Y a mandrecha vemos el toque xenófobu del día.  ‘Cientos de ecuatorianos intentan linchar’ al acusáu de matar a la so pareya sentimental n’Uviéu. Toos sabemos que p’allá pal Ecuador la xente tien costumes xabaces enforma. Son mui de linchar, non como los españoles, que debe ser que énte situaciones como la referida na noticia faen cola pa observar en silenciu el pasu del deteníu. Nuna de les semeyes qu’ilustra la noticia (la que nun ye del presuntu asesín escanciando sidra) apaez lo que paez ser la turba de sudacas anunciada por LNE: decenes de persones nuna acera ente les que destaquen delles que paecen gritar daqué al deteníu. Dalgo qu’asemeya correspuender más colo que cuenta’l resto la prensa asturiana. Debe ser que los redactores del restu de periódicos d’Asturies nun son tan currantes como los de LNE, que de xuru-yos pidieron el carné a los que presenciaron la escena, los contaron, multiplicaron por diez y los imaxinaron linchando al asesín pa lluéu comelu depués de cocelu nuna pota con patatines, yuca y maíz, que ye mui de sudaca.

Como dixérame una vuelta un veteranu de la primer redacción del periódicu: ‘Alcuérdome yo cuando tábemos na cai Asturias y los redactores colgábemos del percheru los cinchos coles pistoles’.

Actualización: Acabante de ver la versión impresa, el titular de los lliberaos sindicales (que abre el periódicu) añade que, “según la patronal”.

El llargu viaxe de la izquierda plural asturiana, nos quioscos

Esta selmana la coincidencia quixo que delles revistes se complementaren ente sí d’un mou divertidísimu… En concretu, Atlántica XXII y ¡HOLA! apúrrennos una historia gráfica del llargu viaxe de la izquierda plural asturiana dende la transición. Casualmente, dambes publicaciones coinciden tamién en llevar borbones a la portada :O

portaes

El casu ye que nes páxines interiores de la revista asturiana, atopámosnos con un reportaxe sobre lo que vien de considerase el fin del suañu d’una izquierda decente n’Asturies: l’asamblea del PCA en Perlora de 1978. Ilustra’l reportaxe del historiador Rubén Vega la semeya que vien darréu.

comunistes

Na foto podemos ver non sólo al agora presidente del Principéu y a Juan Manuel Martínez Morala y otros cabezaleros de la Corriente Sindical d’Izquierda (Luis Redondo ente ellos), sinon tamién a Horacio Fernández Inguanzo, Gerardo Iglesias y otros rojos de la época como José Luis Iglesias Riopedre (sentáu na primer fila, cuartu pela manzorga).

Fai más de trenta años d’aquella semeya. D’entós p’acá ya sabemos que les coses cambiaron enforma. Aquel partíu referente de la izquierda clandestina nel franquismu, ye anguañu una comedia. Eso sí, aquella cantera de dirixentes dio grandes ‘cracs’ pa la posterior xestión de la crisis d’una provincia a la que-y lloveríen millones d’Europa y Cataluña, los suficientes como pa que güei seya la comunidá autónoma que toos conocemos. Colando d’aquella pila rojos y texiendo el PRI asturianu, esos ‘cracs’ foron quien a alternar cola clas dirixente, a tratar de tú a tú a los que saben como ye’l negociu, que ye lo que cuenta.Y güei ven cumplíu el so suañu de xuventu, el qu’ilustra la semeya del ¡HOLA! d’esta selmana na so páxina 20:

holapitt

Como son menos, voi citalos a toos. Pela manzorga: l’asesora Calin Davidson, el conceyal de Cultura avilesín, Román Álvarez; Alberto Álvarez (Júnior); l’alcaldesa d’Avilés, Pilar Varela; l’actor Brad Pitt; el presidente Vicente Alberto Álvarez (Senior); el conceyal d’Izquierda Xunida, Fernando Díaz Rañón; la risueña conseyera de Cultura, Mercedes Álvarez, y el responsable de la fundación Centro Niemeyer, Natalio Grueso, que lluz un ‘look’ bohemio ya informal (vaqueros, camisa desabotonada y cara de gran resacón), mui afayadizu pa recibir a una estrella de Hollywood desenfadada y ‘cool’ como el señor Pitt.

Diendo per partes, equí vemos a la ‘izquierda plural’, heriede de bona parte d’aquel garapiellu de rojos de Perlora, nes persones del señor Rañón y los demás cargos socialistes. La semeya, tomada nel palaciu de los antiguos caciques locales, marqueses de Ferrera, anguaño un hotel de cinco estrelles, inclúi al fíu del presidente, figura insólita nun alcuentru de calter más o menos oficial como esi, que pon a Asturies al nivel protocolariu de Libia o Corea del Norte.

Y esa ye la estación, meyor apeaderu, ¿terminal? de la izquierda asturiana: un Hollywood tropical y bananeru que nun pue almitir, por supuesto, los enfotos outsiders d’aquellos que, xunto a Morala y Redondo, siguieron creyendo que los conceptos enzarraos en términos como compañeru, solidaridá, comunidá, igualdá… teníen un sentíu más allá de la retórica. De fechu, nun se pue olvidar que Morala, y Cándido, acabaron na cárcele (embaxu’l gobiernu de los sos vieyos ‘compañeros’ de Perlora) por enfotase na viabilidá económica y llaboral de too un sector productivu… qu’además yera viable, pero que torgaba’l pasu a negocios, eso sí, munchu más rentables a plazu curtiu.

Porque ye que dambes semeyes, dambes revistes, amuesen esta selmana qu’el refran ‘Cada perru que llamba’l so piju’ tien munchu más raigón nel subconsciente de la sociedá asturiana que cualquier eslogan izquierdosu.

(Quien quiera semeyes a más resolución, que merque les revistes)

Cascos retornable, Valledor insiste

returns

Entamen a tomase posiciones cara a les eleiciones de 2011. Güei apaez Cascos dando anuncia en La Nueva España a la so intención de volver a la política. Como si nun se fuera a esperar esta anuncia depués del so mitin na ceremonia d’entrega de los caspipremios de la Sardina, va unos díes n’Avilés. Con ciertu tonu salvapatries, Cascos vien a dicir qu’a los del PP asturianu ta visto que nun se-yos pue dexar solos, y qu’Asturies, ensin él, pierde muncho. Esto último, nun hai quien-y lo discuta. El casu ye que la murnia y folgazana cúpula pepera asturiana, que se creía llibre de Cascos, ya se pue preparar. ¿Qué cálculos fadrán na FSA?

valledo

D’otra manera, Valledor insiste na so propuesta de partíu políticu nuevu. Failu nel númberu trés de Atlántica XXII (yá nos quioscos), nun artículu nel qu’afonda no ya conocío: les sos ganes por impulsar un partíu asturianu, d’esquierda, asturianista, ecoloxista y feminista. Sacante lo de ‘partíu asturianu’, lo demás paez que se correspuende con la definició que de sigo faen n’Izquierda Xunida… asina qu’a ver. Como dicíen va poco en Les Noticies, cuido que yera Inaciu Iglesias nun artículu: falta saber qué ye lo que más diba primar nesi hipotéticu partíu, si Asturies, o si la supuesta izquierdosidá que xustifica pactos que-y permitan a la FSA caltener el chiringu.