Anasagasti fan club

AnasagastiIñaki Anasagasti, esi clásicu del parlamentu español, ta acabante de montala bien gorda por decir les coses como xente abondo les piensa, como de xuru que les diría nun chigre ente culín y culín colos collacios, o ente ‘pote’ y ‘pote’ (entiéndase pote nel sentíu vascu, el del poteo o txikiteo).

Y armóse. Armóse demostrando que lo que diz nel blog ye la verdá nidia: que pa colos reis bromes nenguna y a poder ser llambiotaes.

De toles maneres, ye perinteresante lo que pasa con Anasagasti. Porque lo que diz, dizlo nel so blog personal, y non nuna rueda de prensa, nin nos corredores parlamentarios, nin una columna nel Deia. Dizlo nun llugar nel que lo públicu y lo privao nun paez tar mui bien xebrao. Un blog ye personal, y suel lleelu un grupu de xente mui determinao. Nun ye un mediu de comunicación de mases… pero sí ta al algame de cásique cualisquier persona.

Eses peculiaridaes tán detrás de que Anasagasti se soltara la guedeya y se sintiera llibre pa dicir lo que piensa. Y bienveníu seya’l blog por eso, qu’apurre al políticu a dicir qué quier, cómo lo quier, y que-y paez el mundu que mos rodea. Quiciaves, tamién por eso, los blogs políticos nun furrulen como deberíen. Fálta-yos sinceridá, como verdadera canal de comunicación y rellación ente’l votante y el políticu, un políticu que se sincera, pese a quien-y pese. Pero hai que ser valiente pa ser sinceru. Nun vaya ser que se t’espurran les idees y acabes fadiando al xefe de turnu.

Anasagasti: tuelf points.

2 comentarios en “Anasagasti fan club”

  1. Anasagasti llama “vagos” e “impresentables” a la Familia Real
    Iñaki Anasagasti, califica en su página personal en internet de “pandilla de vagos” a los miembros de la Familia Real, a la que tacha de “impresentable”. Anasagasti expresa estas opiniones en su blog a raíz del secuestro judicial de la revista El Jueves por la publicación en portada de una caricatura de los Príncipes que hace alusión a la ayuda de 2.500 euros por hijo prometida por el Gobierno.
    El senador compara a la Familia Real española con la inglesa y dice que mientras la segunda “no es intocable”, a la de Don Juan Carlos, “en el Madrid del PSOE no se les puede tocar ni con el pétalo de una rosa”. En un artículo publicado el pasado domingo y titulado El Bribón, Anasagasti se lamenta de que Don Juan Carlos haya estrenado un nuevo velero, otro Bribón, el decimocuarto que con el mismo nombre construye su armador, el empresario José Cusí, “amigo del Rey y compañero habitual de francachelas deportivas”. Según el senador, “éste es el verdadero escándalo y no el dibujo, y ante esto, el juez Del Olmo no hace absolutamente nada”. “Dos meses de vacaciones, un Bribón nuevo, cacerías y ausencias, pero lo importante es un dibujito”, añade Anasagasti, quien augura que la estancia de esta familia en los palacios de La Zarzuela o Marivent “tiene fecha de caducidad” y que “la gente empieza a despertar”.
    A mi, Anasagasti sí que me parece un vago y un impresentable (por no hablar de su peinado).
    Carlos Menéndez

  2. Anasagasti pudiera ser un vago y un impresentable, pero siempre tras presentarse a procesos electorales y ser elegido con votos. Con su peinado, cierto, es mejorable. Pero vamos a ver, ¿cómo definirías a un grupo de gente formado por gente ociosa que vive de fondos públicos y de las prebendas que logran por su condición de miembros de una obsoleta institución heredada? ¿Acaso los bribones se construyen gratis? ¿O hay algún interés del empresario/os que regalan valiosos lujos al rey y sus parientes? Todo eso tiene un nombre, y Anasagasti, el nacionalista que entraba en la Zarzuela como pedro por su casa (es un decir), sabe de lo que habla.

Zarráronse los comentarios.