Alejandro, peperu travieso, fíu d’Isolina

Esti rapazón tan curiosu que veis equí enriba ye Alejandro Fernández, el fíu de Isolina y Angel, que cuantayá dexaron “la ganadería vacuna en los verdes y hermosos pastos asturianos” pa buscase la vida en Catalunya. Agora, Alejandro quier ser alcalde de Tarragona col PP.

De verdá que tamos énte un de los más bizarros de los candidatos conocíos hasta agora n’España (tuvi dudando si facé-y una entrada na Asturian Weird y too). Ye que el videu que-y ta faciendo famosu lo pide.

http://www.youtube.com/watch?v=4-FbT0u0ros

Pero’l friquismu d’Alejandro va acullá d’esa ‘travesura’. Por exemplu, Alejandro diz que ye ‘lliberal’, como tantos, aunque el mesmu reconoz ‘fisures’ na solidez de les sos convicciones: “A algunos les resulta paradójico el hecho de que un defensor a ultranza de la libertad en la enseñanza haya estudiado siempre en la pública” (8-o) diz na so web. Toos sabemos que ser lliberal ye llamar de ‘usté’ al votante que ta flipando col videu en cuestión.

Alejandro tamién tien un claro enfotu contra la inmigración mala. Non la inmigración llegada de los ‘verdes pastos’, non. La inmigración qu’enllena de moros y rumanos los barrios de la buena xente charnega. Asina, esti gran intelectual lliberal diz de les barriaes tarraconenses d’aluvión:

“Nadie compró entonces su piso para que, años después, al lado haya un piso patera con 40 inmigrantes ilegales durmiendo con el sistema de ‘cama caliente’. Nadie compró su piso entonces para ver que en pleno 2011 haya gente que tire la basura por la ventana o que sólo unos pocos vecinos paguen la escalera y se queden sin servicios. Y no hay derecho. (…) La gente de los barrios tampoco tiene porqué aguantar que a escasos metros de sus pisos no se respete la igualdad entre hombres y mujeres y algunos derechos fundamentales. Y tampoco tienen porqué aguantar que algunos que no conviven con esa realidad les llamen racistas”.

Como tol mundu sabe, el sistema de ‘cames calientes’ inventáronlu los moros de cuando vinieron a la Ensidesa. Y nos barrios de Tarragona y toa España, el civismu, el pagu relixosu de cuotes de la comunidá y la igualdá ente homes y muyeres, foi siempre seña d’identidá hasta que llegó toa esta chusma de la patera.

Tien razón Alejandro, nun se-y puede llamar racista por pensar asina. Simplemente, como dicimos na Asturies de verdes pastos de la que colaron Ángel ya Isolina, simplemente ye “tuntu p’alcalde”.

Una última perla: diz Alejandro que nun ye nacionalista. “No soy nacionalista. Me siento tarraconense, catalán y español con orgullo”. XDD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*