Ganó’l PRI

sinaloa2.jpg

Nun se podía esperar otra cosa. Siendo realistes. Entá nun tamos tan maduros n’Asturies como pa cambiar el votu como fixeron en Méxicu, y ellí costó-yos cásique setenta años. Asturies ye un país avieyáu, nel que la mayoría la xente entá vota pensando na Guerra Civil y los maquis, que son socialistes como del Sporting, hasta la muerte, y aunque tea en segunda ‘regional’. Asina, nun se pue esperar un cambiu, un vuelcu electoral curiosu, y menos cuando les coses tan como tan ente la COPE y la Ser.

Lo que sí tien más miga ye la ‘burbuxa’, esa especie de país microscópicu en dentro d’un país minúsculu que ye l’asturianismu. Estes elecciones, pesie a lo que digan munchos, nun son de fracasu. Y nun lo son porque naide podía esperar otra cosa… salvo quienes confiaronlo too a la carta Uras-Pas. La cosa ye que tamos como tábamos, anque con un mínimu d’esperanza si de verdá hai ganes de facer daqué. Y voi desplicame darréu…

Continue reading Ganó’l PRI

Priísmu

sinaloa2.jpg
Hai una película de Cantinflas, nun recuerdo’l títulu, na qu’el célebre actor tien un diálogu nel que hai una muyer esmolecía porque cree que nun va ver crecer al so fíu y diz:

-Ay, ya no voy a saber qué votará cuando sea mayor!!

A lo que Cantinflas-y retruca:

-¿Pues a qué va a ser?… al PRI.

Pasaron como cuarenta años dende que Mario Moreno fixera aquella película pa qu’el Partíu Revolucionariu Institucional dexara’l gobiernu de Méxicu, y fízolu pa dexalu en manes del PAN (dalgo asina como’l PP d’equí, pero a lo mexicanu). Llueu llegaríen nueves presidenciales col PRD a puntu de ganar les elecciones, pero yá yera muncho pal ‘stablishment’ mexicanu, pal gringu y por estensión pal européu, tener a un izquierdista como López Obrador na presidencia. (La campaña pa desacreditar y nun desplicar nos medios internacionales a esti partíu, única referencia potente de la izquierda mexicana, foi otra historia que nun cabe equí).

El caso ye que cuido que, o muncho se mueve la cosa, o n’Asturies tamos nel camín d’atopanos un día col chiste de Cantinflas. Funcionarios y prexubilaos cautivos yá tenemos enforma, control mediáticu tamién, una marca política averada a un pasáu lexendariu de fazañes obreres escontra los permalos burgueses, curones y fartones, tamién. Namás mos falta que pase el tiempu.